5 dedos

No se dónde empieza tu mirada exactamente… pero se dónde acaba la mía.

Enredada en el velo… en tus manos.

Porque las manos hablan… hablan solas y nos delatan.

Sin más información que esta… podría imaginar el resto.

Cuánta elegancia cabe en 5 dedos…

 

Próximamente el reportaje completo.

Hoy toca ejercicio de  imaginación.

 

 

 

 

Elena Aldama Royo - muy bonito Marian Jimeno

Javier Jimeno Aldama - Otra vez… pura poesía, nena! Estamos ansiosos por disfrutar el resto. T.Q.

Tu email nunca se publica o se proporciona a terceros. Es necesario cubrir los campos marcados *

*

*