C4 (tocado y hundido)

 

Voy a clasificar a los clientes en niveles del 1 al 4 en función de lo que buscan o me piden:

 

C1- “hola … me gustaría hacerme unas fotos para verme bien… para verme guapo…”

 

C2- “hola … me gustaría hacerme unas fotos… unas fotos “diferentes”… (aquí la cosa se va complicando… qué entendemos por “diferente”?

quizá sugerentes… movernos más en la sutileza… intentar huir de la evidencia o lo puramente superficial… ?mmmm… me gusta … no siempre se consigue… veré lo que puedo hacer…

 

C3- “hola … me gustaría hacerme unas fotos… bueno… en realidad me gustaría “vivir una experiencia”… vencer el miedo … exponerme… verme a través de ti …”

aquí el nivel de dificultad es proporcional al nivel de emoción… entramos en terreno desconocido… saboreando casi casi lo que puede ser un trabajo de autor… sólo que sigues teniendo delante un “cliente”…

 

C4- “hola… quiero hacerme unas fotos… no necesito verme guapo… tan solo quiero verme… haz conmigo lo que quieras… (uff cómo suena esto…)

este cliente NO EXISTE…

acaso cliente y trabajo de autor es compatible???

Sin embargo mentiría si obviara que algo parecido llamó a mi puerta en su día con este deseo … ver su parte mas cruda … íntima… sincera…

que unida a mi parte más íntima … cruda y sincera… desembocó en una especie de éxtasis…

 

En esos terrenos entre el C3 y C4 … empiezas a ser capaz de transmitir… traspasar… transgredir… de ir mas allá…

 

Yo toqué el cielo con los dedos…

y además me pagaron por ello.

 

 

 

EVOLUCIÓN… la busco… irremediablemente la busco…

de manera que en una misma sesión en ocasiones pasamos de un  C1 a un  C3…

Los registros van variando… como si de una escultura se tratara… vas sacando … moldeando… profundizando…

Sé cómo empiezan las sesiones… pero nunca sé cómo acaban …

 

Dejo una ventana abierta al factor “sorpresa”  que depende de algo no tangible ni palpable…

Se trata supongo de estar  atento… abierto y hambriento.

 

 

Casi todos los clientes se presentarán como C1…

aunque yo les esté esperando un poco más adelante… C?????  ;-)

 

Ingenuamente sigo esperando a que llamen a la puerta y me digan…

“hola marian… quiero un C4… “( y no me refiero a un plato combinado)

y entonces yo diga …

C4… “tocada y hundida”.

 

 

 

pdata: Raúl… gracias por dejarte llevar… y enseñarme todas tus caras…

C1+C2+C3  … incluso C4 (pero estas las dejaré reposar … me las guardo … quizá necesitan otro espacio …)

 

gracias de CCCCorazón……

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Igor Uria Zubizarreta - YO QUIERO UN C4

Maria Eme - aaauushhhh!!!…..
jugamos otra partida?….
….
nuevamente…
gracias …a los dos

Jose Luis Ramos - Im-presionante desde la visión vegetal vertical verbalizada,como elemento íntimo descontextualizado …desconozco la sensación de tocar el cielo con los dedos,supongo que podré aprender…la poesía solo existe con poetas como tu Marian…gracias

Naiara Garmendia - Pues yo, me quedo con…
Contigo, Marian, queriendo volar a través de esa ventana… mientras dejas que él entre.
La expresión de perritopachón de Raúl en la última foto… me transmite mucha nobleza.
Y con que, ya puestos, aspiraremos a ser un C5 (y no me refiero a un coche ;’)… porque está sin inventar… y porque es impar.
Guapos! (los tres :^)

Tu email nunca se publica o se proporciona a terceros. Es necesario cubrir los campos marcados *

*

*