El destino está escrito

 

Hay un libro de Paulo Coelho que se titula “El alquimista”

Habla del destino…y de creer en tus sueños…

Yo creo en las 2 cosas.

 

 

Es un libro importante en mi historia personal.

Me lo regaló la misma persona que me regaló mi primera cámara de fotos.

¿Casualidad?

Nooo…

Es el destino, está escrito.

 

Lo cierto es que mi pasado no tiene nada que ver con la fotografía.

Ni mi familia…ni mis aficiones…ni siquiera mi pensamiento hasta hace relativamente poco tiempo… tenía nada que ver con este mundo.

No nací con una cámara colgada del cuello. Nada más lejos de la realidad.

 

Aquel regalo, aquella cámara de fotos me hizo mucha ilusión, pero mi vocación no había aflorado todavía. Estaba allí aletargada… en silencio… esperando el momento oportuno. No la utilizaba demasiado, pero nuestra relación, aunque esporádica, era interesante. Pasaba más tiempo dentro de su funda que en mis manos. Pero yo la miraba de reojo y ella me esperaba pacientemente.

Y esperó hasta que una tarde se coló de forma descarada, inmediata, impulsiva, y aparentemente imprevista (digo “aparentemente imprevista” porque ya sabéis que en el fondo…todo parecía estar planeado), una idea. Una idea en forma de LUZ. Una luz directa y clara.

 

Haría de mi tímida afición el mayor de mis proyectos.

La convertiría en mi trabajo y en mi filosofía de vida.

 

Esa misma tarde llegué a casa y se lo conté a la misma persona que me regaló el libro y la cámara de fotos…

La misma persona que días más tarde me recortó del periódico un anuncio de una escuela de fotografía profesional donde estudiaría a conciencia durante 2 años.

¿casualidad?

Nooo…

El destino… está escrito.

 

Todavía dudo si yo elegí a la fotografía o fue la fotografía la que me eligió a mí.

Yo sigo pensando que fue él.

Ese destino que mueve fichas para que tú las vayas encajando.

Me gusta echarle la culpa a él todo el rato… sin duda.

 

Se supone mi vida estaba tranquila y asentada… pero en el fondo pedía un cambio a gritos…Y lo di.

En el año 2005 mi vida dio un giro del que todavía me estoy recomponiendo.

 

Hice malabares compatibilizando trabajo y estudios.

Hasta que decidí dejar de hacer malabares y subir al trapecio directamente…

Para después hacerme funambulista…

Da vértigo…

Da miedo hacerlo sin red…

 

Así se siente una cuando toma decisiones importantes en su vida.

Por mucho que el destino esté escrito…

 

Así me siento yo.

Pero con la certeza de estar en el camino correcto.

 

Ahora la cámara ya no tiene funda… está todo el día en mis manos.

 

Tenemos proyectos, ilusiones, incertidumbres…

No siempre nos ponemos de acuerdo.

Tenemos nuestros pequeños problemas de comunicación, pero eso es normal en todas las relaciones, supongo.

 

Hemos hecho un pacto: pasar el resto de nuestra vida juntas.

 

Tan solo han pasado 6 años desde  aquel arrebato, sin embargo tengo la sensación de  que llevo haciendo esto toda la vida.

 

MAKTUB es un proverbio árabe … significa el destino está escrito. Sale en ese libro del que te hablé mas arriba.

Por eso lo llevo tatuado en mis pies…

Y en mi camino…

 

No sé si tu crees en tus sueños… pero ten cuidado…

Porque se cumplen.

 

 

 

 

 

 

 

J - Muy buena entrada Marian, muy muy buena. Da gusto conocer historias personales así.

nualan - Fantastio post.
Tienes razon en todo, solo necesitamos que a veces nos lo recuerde, como me has hecho tu a mi con este post.
Gracias.
La foto es muy especial.

(prometo pasearme por aqui aunque sea sin hacer mucho ruido…)

David - Enhorabuena por el blog Marian, ese libro es uno de mis favoritos. Muchas ganas de seguir tus pasos…

MariadelVicente - De lo mejor que hemos leido en mucho tiempo: sencillo, profundo y personal. Quizas no sea casualidad o si, pero el Alquimista es uno de los libros que nos queda por leer de Paulo, parece que nos faltaba un imput para leerlo y lo hemos encontrado…Carmen y Fernando

Eva - Buscando algo como lo que acabo de leer, lo he encontrado y te juro que aun estoy sorprendida.
Hace dos años y medio encontré un trabajo, un tren de esos que para delante de ti y al tropezar caes en él.
El primer día me pusieron una cámara de fotos (objeto que siempre he tenido en casa pero que jamás me ha preocupado, excepto, para hacerle una foto al niño o al gato) Lo primero que me dije bueno tendré que aprender a usarla (con tanto botoncito), me matriculé en un curso superior 2 años, con la idea de ir aprendiendo tranquilamente. Que casualidad que allí conocí a un profesor que cambió mi forma de ver el mundo a través de la fotografía y aquello empezó a envolverme, a contagiarme, abrió mi caja de pandora. Hacía mucho tiempo que le faltaba algo a mi vida y con la fotografía, ese vacío se empezó a cubrir. He tenido que trabajar, estudiar y seguir con mi vida familiar (2 niños) dos años duros pero muy satisfactorios. Precisamente este profesor al segundo año, cambió su destino, pero la distancia lo único que ha conseguido es afianzar y crecer nuestra amistad y seguir transmitiendome aprendizaje y conocimiento. Ya no podría vivir sin la fotografía, tengo proyectos muy importantes que espero poder realizar. Tantos años intentando enseñarle al mundo lo que pasaba por mi cabeza y ahora tengo la herramienta perfecta. Es curioso el destino.
Hace unas semanas fue el cumpleaños de este amigo, mi regalo fue ‘El alquimista’.
El libro que junto a mi cámara vendrán conmigo donde quiera que vaya.
Aun noto que en el puzzle de mi vida falta una pieza por encajar, tengo la sensación de que el destino me tiene preparado algun cambio importante en el que voy a tener que tomar una importante decisión. ¿Qué puede ser? no tengo ni idea, pero estos dos años han ido sobre ruedas, todo ha sido fácil y lo que era complicado se hacía fácil. Tu escrito me ha sorprendido.

tatana - impresionantemente bonito.Como siempre,me haces llorar.Tienes
tpda la razon.El destino esta escrito.Deseo que sigas tu camino
y los demas lo veamos y sigamos leyendo estas maravillas que
dejas plasmado en tu blog.Un besazo tatama.Te quiero.

eva - Muy buen Post, leido en el momento justo…donde tengo la certeza de haber tomado la desicion correcta. muchas gracias!!!

Zoraida Alvarez - Así pienso yo también, y el día a día y echar una mirada retrospectiva, también me lo van confirmando….Me siento en la obligación de luchar ante las circunstancias adversas, pero es la casualidad, las circunstancias ajenas a mi voluntad las que deciden poniendo siempre sobre “la mesa” el resultado final…sin duda.

Tu email nunca se publica o se proporciona a terceros. Es necesario cubrir los campos marcados *

*

*