me salvo

 

_MG_6599

 

me salva lo ordinario de caer en las garras de lo sublime… menudo espanto

es trampa que acecha constante y miro de reojo y de lejos para no incendiarme

me salva lo mundano del delirio celestial

me salva el fango del perfume de las nubes

me salva el murmullo del orgasmo del silencio

me salva el castigo de la infinita inocencia

me salva el esperpento de la humilde sencillez

y doy gracias a las tripas y trapos harapos al moho y lo mustio al chiste rancio

doy gracias de vez en cuando al desatino y desagrado… que me salva de esta trampa celestial que es lo sagrado

que hiere en lo profundo y ciega y enmudece

qué suerte caer en la tentación de lo ordinario

qué fortuna

salvación

caer en las garras de lo sublime

menudo espanto

 

Tu email nunca se publica o se proporciona a terceros. Es necesario cubrir los campos marcados *

*

*