Por favor, sé amable con el coche del arte!

Al lado de San Francisco hay un pueblo muy pintoresco y peculiar llamado Sausalito.

En este lugar… alguna persona igual de pintoresca y peculiar que el propio pueblo … y que al parecer añora su infancia… decidío crear este singular monumento en forma de coche.

No hay centímetro que quede libre sin un juguete … sin una pieza.

Los muñecos descansan hacinados  y  asfixiados dentro de él.

Inocencia y dramatismo a parte iguales.

Así es la infancia…dulce y cruel.

Llena de ositos de peluche y también de traumas.

tipitapa - Uf, vaya imágenes. Da un poco de miedo.
Bueno, creo que ya me lo he leído todo. Es un blog precioso, muy especial. Me alegro de que te hayas animado a escribir y compartir. Te sigo la pista!

María

Ana Mendiola - Interesante recordarnos a través de la imagen, lo que un día fueron alegrías ilusiones y hoy abandono y a su vez, un todo.

Tu email nunca se publica o se proporciona a terceros. Es necesario cubrir los campos marcados *

*

*